jueves, 9 de octubre de 2008

MI ULTIMA TARDE DE ABRIL

Es media tarde. Una luz cegadora nubla mi rostro; desde lo lejos escucho clamores y gritos. El aire llega tibio y choca contra mi gruesa piel y en él percibo agradables olores a flores . Camino por un pasillo estrecho y oscuro y esa potente luz sigue turbando mi vista; apenas puedo ver y los oídos me duelen de ese ruido que crece. De repente una persona cercana con la que me he criado, se acerca a mi y me obliga a parar en mitad del pasillo; no entiendo nada, pero obediente, lo hago. De repente, una dolorosa punzada me cruza la espalda ... Tan solo era Manuel, ese hombre de siempre que cuidaba de mi ; supuse que era algún tipo de medicina . Algo mas tarde empecé a encontrarme mal, me dolian la espalda y las piernas y empecé a sentir una gran sensación de frío y mareo; el ansia ascendía y ya sólo tenia ganas de volver pasillo atrás y echarme a descansar en el cuarto del que minutos antes me sacaron. - Pobre Manuel -, pensé, al verme así se va a preocupar ... Me armé de valor y seguí en pie con fortaleza simulando estar bien . A continuación el clamor se hizo mas intenso y alguien que no era Manuel , me amarró con una cuerda y tiró de mí , acto seguido se refugio tras unas tablas y volvió a soltarme. Por un instante no supe que hacer , una pequeña puerta por la que pasaba luz se abrió y rápidamente esa luz se convirtió en un destello que definitivamente me cegó. Recibí unos golpes en la parte trasera del cuerpo, en realidad no me dolieron pero me asusté y me giré violentamente pues solo quería volver con mi dueño. Sin saber ni que hacía me vi obligado a salir . Una gran plaza quedó ante mi , rodeada de gente que igual que Manuel, parecían animarme . Eso me subió la moral. Entonces salio un hombre de edad similar a mi dueño, pero con un traje muy ornamentado y una especie de boina; sin duda, entendí lo que pasaba, y pensar que estaba tan preocupado... Solo era un hombre que al igual que Manuel , quería jugar conmigo al juego del capote , tal y como haciamos él y yo en mi infancia , a lo largo de los pastos. Luego salió un hombre a caballo con un largo palo, -" eso era nuevo pensé"- debia ser otro juego. Pronto empece a correr;al pasar cerca de aquel hombre percibí otra punzada en la espalda pero seguí corriendo sin hacer caso al dolor. Segundos mas tarde recibí otra , y otra y otra mas. No supe que pasaba , porque me hacían daño? solo era un juego... Empecé a tambalearme , contrariado y dolorido , pero sin dejarme descansar me incitaban a seguir jugando, el público me vitoreaba y seguí corriendo como pude para complacerles. Otra banderilla se incrustó en mi cuerpo; algo caliente rebosaba por mi piel y ya ni siquiera podía moverme . Caí al suelo. Un caballo se acercó y volvieron a clavarme algo profundamente en el cuerpo. El olor a flores se iba, la arena me llenaba los labios y la boca me sabia a sangre. Con un ultimo esfuerzo me levanté ; tan solo entreví un reflejo plateado y miré a aquel hombre a los ojos pidiendole que el juego acabara . Solo puedo recordar algo afilado que me traspasó la piel, el músculo y llegó mas allá , despúes volví a derrumbarme quedando tumbado. Alguien se acercó para ver si aún respiraba pero no recuerdo quién . A continuación vi nuevamente que algo relucía y pude entenderlo todo. Mire por última vez al cielo, ese cielo azul de aquella tarde de abril, respiré de nuevo aquella dulce fragancia a flores , escuché los últimos vítores que se extendian y a la gente aplaudiendo exageradamente. Después cerré los ojos y recordé a mi familía ,a la que no pude ver después de que salieran a jugar a la plaza y recordé aquellas mañanas en que Manuel y yo jugábamos alegres por los pastos, que probablemente no volverían a repetirse. Después, todo se quedo oscuro...

2 comentarios:

Shey dijo...

excelente relato.
NO AL MALTRATO ANIMAL!
NO A LA TAUROMAQUIA!
NO A LA CRUELDAD ANIMAL!!

Nos vamos de manifestacion??

miguel pérez dijo...

albert ponle derechos de autor al texto, no vaya a ser que hollywood decida hacer un best-seller drámatico sobre la vida de este toro¡¡